sábado, 31 de agosto de 2013

Ada Salas: "A qué región me llegaré a buscarte"









A qué región me llegaré a buscarte



A qué región me llegaré a buscarte
ahora que reposas a mi lado
en forma de deseo
hombre
cuya belleza apenas
conocía. Cada día me ciñe
su cilicio de ausencia.
Me has herido de vida desde toda
tu muerte
y no hay sueño bastante a tu vacío.









viernes, 30 de agosto de 2013

Ana María Shua: "La pista confusa"










La pista confusa



Es invisible pero deja huellas. Por las huellas es posible seguirlo. En una encrucijada las huellas se dividen. Son invisibles pero dejan huellas. Por las huellas es posible seguirlos. Sólo que en cada encrucijada vuelven a dividirse las huellas.












jueves, 29 de agosto de 2013

Juan Ramón Mancilla: "Canción de año nuevo"





 Canción de Año Nuevo

Puedes entrar. He dejado la puerta
abierta, la luz, la calefacción
encendidas. Hay un poco de vino
en la alacena, el café está reciente
por si me demoro y te vence el sueño.
Acaso estés aquí cuando regrese,
arropada en el sofá con mi manta
de viaje, reconfortada, quizá
complacida del mundo en su belleza,
sabiendo que hay una técnica pura
en esta maravilla de estar vivo.
Y si no estás, bendito sea el tiempo
en que estuviste. Sólo he de abrir
los postigos para que fluya el agua
llovida en la memoria. La luz, pronto,
dejará en las paredes una sombra
que llamará en sus labios con tu nombre,
contenta de estar en casa de nuevo.



miércoles, 28 de agosto de 2013

Pedro Salinas "Ayer te besé en los labios"







Ayer te besé en los labios




Ayer te besé en los labios.
Te besé en los labios. Densos,
rojos. Fue un beso tan corto
que duró más que un relámpago,
que un milagro, más.
El tiempo
después de dártelo
no lo quise para nada
ya, para nada
lo había querido antes.
Se empezó, se acabó en él.
Hoy estoy besando un beso;
estoy solo con mis labios.
Los pongo
no en tu boca, no, ya no
-¿adónde se me ha escapado?-.
Los pongo
en el beso que te di
ayer, en las bocas juntas
del beso que se besaron.
Y dura este beso más
que el silencio, que la luz.
Porque ya no es una carne
ni una boca lo que beso,
que se escapa, que me huye.
No.
Te estoy besando más lejos.








martes, 27 de agosto de 2013

Miguel A. Hernández Navarro: "Juego"




 







 Juego





El tren llegó a la hora prevista. Y, como siempre, ella estaba en el andén esperándome. Sin saber exactamente por qué, quise ver su reacción al comprobar que no bajaba. Ver su rostro de preocupación en la espera, su mirada ansiosa, y, como en las películas, salir en el último momento, justo cuando el tren comenzase a cerrar las puertas. Escondido tras una cortina, quise observarla buscar mi rostro entre los pasajeros que bajaban, mirar su reloj más de cien veces y quedarse sola en el andén. Pero nada de eso ocurrió. Ella permaneció inmóvil, con las manos en los bolsillos y la mirada perdida en la ventana del vagón en el que me ocultaba. Ahora, pasados los años, estoy convencido de que me vio. Quizá también estuviese jugando. Pero no me atreví a bajar para comprobarlo.









lunes, 26 de agosto de 2013

Silvia Delgado Fuentes: "Nadie salvará el amor"








Nadie salvará el amor


Nadie salvará el amor,
no será posible rescatarlo
si no salvamos primero la mirada.

Porque amar es ver.
Ver que cae la piel o las infancias,
ver que a veces las palabras son estafas,
ver que hay quien se duele entre los muros desahuciados de sus casas,
ver que la risa  es una máscara que cubre quizá alguna lágrima.

Ver que estamos aquí para ser mirados, 
para ser amados.

 Nadie salvará el amor 
si estamos ciegos,
si caminamos con los párpados zurcidos,
si  la desesperación no abrasa nuestras retinas.

De nada servirá nuestro cariño, cuerpo a cuerpo 
si el espanto crece y crece invisible. 

Transparente. 







domingo, 25 de agosto de 2013

Rafael Pérez Estrada: "La conocí"










La conocí



La conocí en la playa, y al poco estábamos sentados frente a frente en una pequeña pérgola de claridades y bebidas gaseosas. Charlábamos de tal manera que por un momento temí haber agotado el diccionario. Mas, un diccionario puede decirse cuantas veces se desee, y volvimos a charlar, ahora con las palabras más hermosas y felices. Sin que lo advirtiera empezó a oscurecer. Incluso el mar era una mancha de misterio moviéndose en un horizonte dominante y lineal. Pensé tener una metáfora luminosa para ofrecérsela; iba a hacerlo cuando descubrí que también ella había anochecido, y que en la suavidad adolescente de su piel azul, los astros y constelaciones brillaban de una forma única y, tomándola de la mano, preferí hacerme cómplice del silencio.







sábado, 24 de agosto de 2013

Carmen Ruf: "Si me envolvieras"







Si me envolvieras



Si me envolvieras tenuemente con una caricia,
y recorrieras el misterio de cada uno de los silencios de mi alma,
yo desaparecería calladamente entre tus brazos.











viernes, 23 de agosto de 2013

Luis Pulido Ritter: "Como todos los días"










Como todos los días



El despertador sonó a las seis y media de la mañana. Como de costumbre, él se levantó de la cama, y se miró en el espejo. No vio su rostro. Desesperado trató de encontrarlo y, de pronto, como si verdaderamente se hubiera despertado ahora, se dio cuenta que lo había dejado como siempre en la cama, pues iba a cumplir con todas sus obligaciones.  














jueves, 22 de agosto de 2013

Vicente Aleixandre: "Reposo"















Reposo



Una tristeza del tamaño de un pájaro.
Un aro limpio, una oquedad, un siglo.
Este pasar despacio sin sonido,
esperando el gemido de lo oscuro.
Oh tú, mármol de carne soberana.
Resplandor que traspasas los encantos,
partiendo en dos la piedra derribada.
Oh sangre, oh sangre, oh ese reloj que pulsa
los cardos cuando crecen, cuando arañan
las gargantas partidas por el beso.

Oh esa luz sin espinas que acaricia
la postrer ignorancia que es la muerte.







miércoles, 21 de agosto de 2013

Rosa Yánez: "Florencia, 1349"











Florencia, 1349



Al fin ha venido el médico a ver a Madre. Trae una máscara con unos agujeros tan pequeños que no se le ven los ojos y con un pico, como de ave, que le tapa la nariz y le distorsiona la voz cuando dice "¿dónde?". Tras ver a Madre, niega con la cabeza en un gesto que ni la máscara amortigua. Hermana y yo somos las últimas en la casa y cada vez hay menos vecinos. ¿Se va a quedar el mundo sin gente? Antes de cerrar los ojos, Madre me hace prometer que le cepillaré las alas al ángel. No sé qué quiere decir pero se lo prometo de todas formas. 










martes, 20 de agosto de 2013

Walt Whitman: "Como Adán al amanecer"



  






 Como Adán al amanecer




Como Adán al amanecer,
Salgo del bosque fortalecido por el descanso nocturno,
Miradme cuando paso, escuchad mi voz, acercaos,
Tocadme, poned la palma de vuestra mano
sobre mi cuerpo cuando paso,
No tengáis miedo de mi cuerpo.








 

lunes, 19 de agosto de 2013

Víctor Lorenzo Cinca: "Sommelier"


 

 

 

 

 Sommelier


Alza la copa y observa el contenido, de un color amarillo intenso, brillante, con tonos dorados, parecido a la melena de Clara bajo el sol del mediodía. La agita ligeramente y comprueba que casi no se perciben las lágrimas en el cristal. Mejor así. Acerca la nariz y nota el aroma de frutas blancas, como la pera, el albaricoque o aquella piel saliendo de la ducha. También distingue unos toques florales, muy tenues, puede que rosa. Prueba un poco y lo paladea. Dulce, como sus besos; ácido, como su humor; fresco, como su sonrisa. Una vez engullido, descubre que el sabor es persistente, como el recuerdo de la última discusión, y con un punto agrio, igual que una despedida inesperada. Lanza la copa al suelo y se termina la botella de vino bebiendo a morro.






domingo, 18 de agosto de 2013

Begoña Abad: "Anduvo pidiendo en todos los países"








Anduvo pidiendo en todos los países



Anduvo pidiendo en todos los países,
tenía hambre y frío.
Acabó vistiéndose con una gran bandera
y comiéndose el mástil.
Fue detenido, naturalmente
y en el calabozo, por fin, le sirvieron sopa
y le dieron una manta.










sábado, 17 de agosto de 2013

Paloma Díaz-Mas: "Magritte"











Magritte



Aquella gota de agua se había pasado toda la tarde viendo una exposición de Magritte. Cuando salió a la calle, seguía lloviendo: miles de señores con paraguas caían incesantemente del cielo.












viernes, 16 de agosto de 2013

Rafael Benítez Toledano: "Madrugada"


 

 

 

Madrugada

 



Ya sé que no descubro nada nuevo
si digo que a las noches le suceden los días,
pero es emocionante comprobarlo a diario.
Tristeza es una barra con amigos,
de alegre corazón, que miran cómo el hielo
humedece los vasos,
y esperan que la luz de amanecida
les confirme la ausencia de pecado.







jueves, 15 de agosto de 2013

miércoles, 14 de agosto de 2013

Rakel Rodríguez: "Esperanza"



 

 

 

Esperanza

 


Lo intenta.
Si alguien pudiera verla...
Encorvada sobre un papel en blanco,
iluminada por una débil luz parpadeante. Una vela.
En las rodillas, una manta, para paliar el frío de la casa.
Debe tener frío. Se nota en sus dedos,
en el tono de cera de su rostro.
Y sin embargo, no parece importarle,
los ojos siguen fijos en la mesa,
De vez en cuando los dirige hacia la ventana.
La saludo con un leve movimiento de cabeza.
No responde. Tal vez no me ha visto.
Me pregunto qué escribirá.
Y con qué esperanza.






martes, 13 de agosto de 2013

Pedro Sánchez Negreira: "Preguntas abiertas"









Preguntas abiertas



En el instante en que le doy la espalda –después de un polvo subrepticio en el cuarto de los manteles del restaurante donde celebra la comunión de su hija pequeña– con el vestido aún arrollado alrededor de su cintura y el tanga en el suelo –enganchado al tacón de su zapato de fiesta– me pregunta, en un susurro como de letras minúsculas, si la amo de verdad o lo hago sólo por joder a su marido. Su marido –conviene aclararlo– no es otro que el cabrón de mi jefe.
Me vuelvo y tomo su cara entre mis manos, mientras dejo que mi mirada se pasee por su piel percudida en un falso moreno, como de cartón antiguo.  Me acerco dos pasos hacia ella hasta notar el roce de sus pezones en mi camisa.  Al tiempo que cuelo mi muslo entre sus piernas, acerco mi boca a su oído con el único fin de que mi perfume se pegue a sus dudas. Entonces la miro a los ojos y sonriendo le respondo: "¿Tú qué crees?".






lunes, 12 de agosto de 2013

Rainer María Rilke: "Un día tomé entre mis manos"








 Un día tomé entre mis manos


 

Un día tomé entre mis manos
tu rostro. Sobre él caía la luna.
El más increíble de los objetos
sumergido bajo el llanto.
Como algo solícito, que existe en silencio,
tenía que durar casi como una cosa.
y con todo nada había en la fría noche
que más infinitamente se me escapara.
Oh, porque desembocamos en estos lugares,
se apresuran hacia la pequeña superficie
todas las ondas de nuestro corazón,
voluptuosidad y desfallecimiento,
y al fin, ¿a quién ofrecemos todo esto?
Ay, al extraño, que nos ha malentendido,
ay, a aquel otro, que nunca hemos encontrado,
a aquellos siervos, que nos han maniatado,
a los vientos de primavera, que se han desvanecido,
ya la quietud, la perdedora.







domingo, 11 de agosto de 2013

Eduardo Galeano: "Asaltado asaltante"













Asaltado asaltante



En América Latina, las dictaduras militares quemaban los libros subversivos. Ahora, en democracia, se queman los libros de contabilidad. Las dictaduras militares desaparecían gente. Las dictaduras financieras desaparecen dinero.
Un buen día, los bancos de la Argentina se negaron a devolver el dinero de los ahorristas.
Norberto Roglich había guardado sus ahorros en el banco, para que no los comieran los ratones no los robaran los ladrones. Cuando fue asaltado por el banco, don Norberto estaba muy enfermo, porque los años no vienen solos, y la jubilación no daba para pagar los remedios.
De modo que no le quedaba otra: desesperado, penetró en la fortaleza financiera y sin pedir permiso se abrió paso hasta el escritorio del gerente. En el puño, apretaba una granada:
-O me dan mi plata o volamos todos.
La granada era de juguete, pero hizo el milagro: el banco le entregó su dinero.
Después, don Norberto marchó preso. El fiscal pidió ocho a dieciséis años de cárcel. Para él, no para el banco.









sábado, 10 de agosto de 2013

Antonio Palacios: "Llegada la madurez"







 Llegada la madurez




Llegada la madurez
uno siempre cree que habrá lugares a los que regresar.

Viejos amigos que visitar.

Antiguos amores, casi olvidados, con los que tropezarse.

Que el tiempo lo volverá más sabio y libre.

Cómo duele que el tiempo cruel,
arruine las esperanzas.








viernes, 9 de agosto de 2013

Lola Suárez: "La mano de mi padre"









La mano de mi padre 









Con mi mano en la suya, él dijo: "ya tengo quien me cuide", forjando entre nosotros una alianza indestructible.

La cadena que me ató a mi padre no fue amable nunca. Tenía el color de la preocupación, el peso de una responsabilidad ni deseada ni entendida. ¿Qué esperaba de mí? ¿Qué tenía yo que hacer? Sostuve su mano mucho tiempo. Cuando las dudas y el miedo me superaron, abrí los dedos y lo dejé ir...

Entonces, pude ver mi mano, vacía para siempre.







jueves, 8 de agosto de 2013

Juan Cruz López: "Cielo estrellado"








 Cielo estrellado

 

Bajo la noche estrellada
un hombre lee
tirado en un colchón.
Alguien abre la puerta,
enciende la luz.
El hombre cierra el libro
y se hace el dormido.
Imagina que es ella.
Pasa el tiempo
y finalmente duerme
de verdad.
Sueña historias lentas
y dolorosas,
normales y dolorosas,
cotidianas
y dolorosas.
Por la mañana
cuando despierta
sigue estando solo.
Un pájaro color ceniza
levanta el vuelo.
El libro de poemas
amanece a su lado
con el vientre abierto
lleno de moscas.






miércoles, 7 de agosto de 2013

Julia Otxoa: "La fuerza del destino"


 

 

 

 

 La fuerza del destino  




El perro riñe al gato, el gato al ratón, el ratón a la musaraña, la musaraña a la araña, la araña a la mosca, la mosca a la hormiga, la hormiga a la pulga, pero la pulga como es tan pequeña, no tiene nadie más pequeño a quien reñir, así que indignada, prepara la revolución para derrocar al perro.







martes, 6 de agosto de 2013

José Anonio Muñoz Rojas: "Etereidad"








 Etereidad




Y se queda uno con la esperanza
colgando de su delgado hilo,
de tantas cosas colgando,
de tantas esperanzas deshaciéndose,
con tanto temor oculto,
con tantos olvidos como caben
en un instante, tantos olvidos
vividos y padecidos.
Y esa mujer que llegó hoy con su misterio,
con su etereidad, que lo hace posible,
que la define y la sostiene
y ha dejado la casa llena de su misterio.








lunes, 5 de agosto de 2013

Mario Benedetti: "Traducciones"










Traducciones



Siempre le pasaba lo mismo. Cuando alguien traducía uno de sus poemas a una lengua extranjera (al menos, de las que él conocía), sus propios versos le sonaban mejor que en el original. Por eso no le sorprendió que la versión francesa de su poema “El tiempo y la campana” le pareciera estupenda, grácil, sustanciosa.
Dos años más tarde, un traductor italiano, que no sabía español, tradujo aquella versión francesa, y aunque él nunca había sido partidario de las versiones indirectas (no olvidaba, sin embargo, que muchos años atrás había conocido a través de ellas a Tolstoy, Dostoievsky y también a Confucio), disfrutó grandemente de su poema “in italico modo”.
Transcurrieron otros tres años y un traductor inglés, que, como la mayoría de los traductores ingleses, no sabía español, se basó en la versión italiana, basada a su vez en la versión francesa. Pese a tan lejano origen, fue la que mayor placer le produjo al primigenio autor hispanoparlante. Sólo le asombró un poco (en realidad, lo atribuyó a una errata de tantas) que esta nueva versión indirecta se titulara “Burnt Norton” y que el nombre del presunto autor fuera un tal T. S. Eliot. Sin embargo, le gustó tanto que decidió encargarse personalmente de traducirla al español.