jueves, 24 de diciembre de 2015

Manuel Moya: "El desierto de los tártaros"











EL DESIERTO DE LOS TÁRTAROS



No nos trajo aquí promesa alguna de victoria.
Fuimos pocos y resistir absurdo. No quisimos
redención y no pactamos inciertas certidumbres.

Mas seguimos defendiendo este vacío,
el hueco femoral, la breve rosa.

Es ya tarde para todo.
Se encienden como siempre
las antorchas, pero su luz no es nada
sobre la vasta extensión adormecida.

Somos pocos. Y débiles.
Y el pánico nos forja.
Como cristal en la nieve, caerán sobre nosotros,
y cuando todo acabe maldecirán las piedras...
y pasarán de largo...
                          y pasarán de largo
como el agua que un día vimos sobre el río,
trepar despavorida, absurda, a los tejados.






(De Apuntes del natural, Fundación José Manuel Lara, 2013)






miércoles, 23 de diciembre de 2015

Enrique Baltanás: "Anotación hallada en el cubo de la basura"











ANOTACIÓN HALLADA EN EL CUBO DE LA BASURA



Abandoné el lugar donde vivía.
Mis antiguos amigos ya me habrán olvidado.
En donde vivo ahora soy un número
y una letra en mitad de un corredor.
Un rostro anónimo, entre la multitud, cuando paseo.
En mi familia soy
ya tan sólo un retrato colgado en la pared
por quien nadie pregunta ni nadie echa de menos.
Cada semana voy a una tienda distinta
(distingo el pan de todas las tahonas)
No llamo a nadie. No escribo. Sólo leo
infatigablemente vidas de otros
para olvidar la mía.







(De Medidas provisionales, Ediciones Renacimiento, 2004)












martes, 22 de diciembre de 2015

Eduardo Jordá: "Diez años ya"












DIEZ AÑOS YA



Diez años ya, y ahora me pregunto
qué fue de ti a lo largo de este tiempo.
¿Conociste a algún hombre comprensivo?
¿Volvió la paz? ¿Nació la hija que querías?
¿Encontraste una casa con un huerto?
¿Viste salir el sol tras las montañas
que rodean un valle de avellanos?
¿Fuiste feliz alguna vez? ¿Y quién
te hizo sentir como si fueses
la mañana más bella de la tierra?
Pero sé que es inútil preguntártelo.
Ningún muerto nos dice a dónde ha ido.







(De Pero sucede, Editorial Renacimiento, 2010)










lunes, 21 de diciembre de 2015

Luis Cernuda: "Te quiero"












TE QUIERO



Te quiero.

Te lo he dicho con el viento,
Jugueteando como animalillo en la arena
O iracundo como órgano tempestuoso;

Te lo he dicho con el sol,
Que dora desnudos cuerpos juveniles
Y sonríe en todas las cosas inocentes;

Te lo he dicho con las nubes,
Frentes melancólicas que sostiene el cielo,
Tristezas fugitivas;

Te lo he dicho con las plantas,
Leves criaturas transparentes
Que se cubren de rubor repentino;

Te lo he dicho con el agua,
Vida luminosa que vela un fondo de sombra;
Te lo he dicho con el miedo,
Te lo he dicho con la alegría,
Con el hastío, con las terribles palabras.

Pero así no me basta:
Más allá de la vida,
Quiero decirlo con la muerte;
Más allá del amor,
Quiero decírtelo con el olvido.




 

(De Los Placeres Prohibidos, Ediciones Cátedra, 1999)









viernes, 18 de diciembre de 2015

Abelardo Linares: "Inmensidad de la noche"











INMENSIDAD DE LA NOCHE



En medio de la noche surge a veces
una pregunta, y la noche se agranda,
y es inmensa la noche hasta la angustia.
Como un barco sin luces, silencioso,
surca así nuestro cuarto tanta sombra
que parece sin límites el mundo.
Nos rodea el vacío, es agua oscura
más densa aún que la sangre. Nada se oye,
tan sólo un chapoteo de hondo cieno
allá en lo más profundo de esa agua:
es nuestro corazón. Pero la noche
no cesa de crecer y ya es un ojo
de insoportable desnudez que mira
nuestro terror. Y es esa la pregunta,
y la noche lo sabe y mira entonces
(sólo a veces) el desvalido ser
que somos, con ternura, y vuelve el sueño.
Y la infinita gruta que es el universo
de nuevo resplandece.







(De Espejos, Pre-Textos, 1991)







 


jueves, 17 de diciembre de 2015

Constantino Cavafis: "Vuelve"












VUELVE



Vuelve muchas veces y tómame,
sensación amada, vuelve y tómame,
cuando el recuerdo del cuerpo despierta
y un viejo deseo recorre la sangre;
cuando los labios y la piel recuerdan
y sienten las manos como si de nuevo palparan.
Vuelve muchas veces y tómame en la noche,
cuando los labios y la piel recuerdan...







(De Poesía completa, Alianza Editorial, 1991)








miércoles, 16 de diciembre de 2015

José Manuel Caballero Bonald: "Toda la dicha cabe en una lágrima"












TODA LA DICHA CABE EN UNA LÁGRIMA




Fortalecido en la traición, el cuerpo
contempla un día la frustrada huella
de la felicidad, fuego engendrado
en cautelosa nieve, donde sólo
perviven ya rescoldos, momentáneos
delirios, rebeldías, simulacros
de desnuda agresión. Estéril
el olvido, toda la dicha cabe
en una lágrima, toda la culpa
en un recuerdo.

                        Así la carne yergue
su gastada mentira hacia el perdido
rastro de la verdad, emblema despiadado
de lo que se puede poseer,
pasión que muere cuando está naciendo.







 (De Selección natural, Ediciones Cátedra, 1983)









martes, 15 de diciembre de 2015

Domingo F. Faílde: "Biopsia"











BIOPSIA



Mirad con microscopio los poemas.
Descomponedle al alma los tejidos.
Id tras cada oración, verso, palabra.
Diseccionad la idea y extraedle
los ecos, las traiciones,
los panales de miel y los frisos de mármol.

Si le encontráis la sangre,
si veis que se deshace su luz en la mirada,
si el río de la música
como un potro sin brida se desboca,
si el corazón cocea nuestros labios,
dejad de preguntaros si así es
la rosa, porque habremos descubierto
cuerpo, sangre y divinidad
de esa extraña criatura, la poesía.

En esta operación a vida o muerte,
es preciso llegar hasta el abismo.
Y cortar por lo sano.






(De Retrato de heterónimo, Editorial Ánfora Nova, 2008)









lunes, 14 de diciembre de 2015

Humberto Ak'Abal: "Qué son esas cosas"











QUÉ SON ESAS COSAS



-Qué son esas cosas
que brillan en el cielo
-pregunté a mi mamá.

-Abejas- me contestó.

Desde entonces, cada noche,
mis ojos comen miel.






 (De Cielo amarillo, Diputación de Málaga. 2000)










viernes, 11 de diciembre de 2015

Francisco Brines: "El visitante me abrazó"












EL VISITANTE ME ABRAZÓ




El visitante me abrazó, de nuevo
era la juventud que regresaba,
y se sentó conmigo. Un cansancio
venía de su boca, sus cabellos
traían polvo del camino, débil
luz en los ojos. Se contaba a sí mismo
las tristes cosas de su vida, casi
se repetía en él mi pobre vida.
Arropado en las sombras lo miraba.
La tarde abandonó la sala quieta
cuando partió. Me dije que fue grato
vivir con él (la juventud ya lejos),
que era una fiesta de alegría. Solo
volví a quedar cuando dejó la casa.

Vela el sillón la luna, y en la sala
se ve brillar los astros. Es un hombre
cansado de esperar, que tiene viejo
su torpe corazón, y que a los ojos
no le suben las lágrimas que siente.






(De Poesía completa, Tusquets Editores, 1999)